Principios De La Orden

    

Non nobis domine, non nobis sed nomini tuo da gloriam

 Este lema fue transmitido por nuestro Padre espiritual y resumen el objetivo de la Orden. Los templarios luchaban y daban la vida por la implantación de una civilización basada en el cristianismo para gloria de Dios. Es por ello que nuestra finalidad es:

  • Luchar contra el materialismo y la tiranía en el mundo.
  • Defender la santidad del ser humano.
  • Reafirmar la espiritualidad del ser humano.
  • Por todo ello es nuestra obligación prepararnos para mantener estas creencias básicas.

 Nuestra misión en el siglo XXI no ha cambiado respecto a la de nuestra fundación en 1118. La diferencia es que las circunstancias han cambiado y ya la Orden no pelea con la espada, sino que nuestra arma es la palabra, el ejemplo y la aplicación de nuestras virtudes templarias. Se trata de defender los valores de nuestra civilización occidental dándole una orientación hacia nuestra fe y nuestras creencias. En estos momentos nuestra civilización y nuestros valores están siendo amenazados de una manera cruel. Frente a esa situación se hace necesario un trabajo ideológico conjunto que nos permita iniciar la batalla en defensa de los valores de nuestra civilización occidental basada en nuestras creencias cristianas.

 Trabajamos estos principios fundamentales mediante la cooperación con otras familias templarias para evitar el desmoronamiento de nuestra sociedad y promover la justicia natural y los derechos del hombre.

 La Orden reconoce a todos los seres humanos como hijos de Dios, sin diferenciación de raza o sexo, tienen el derecho a la búsqueda de bienestar en condiciones de dignidad, de seguridad y de igualdad de oportunidades. La obtención de estos objetivos constituye el objetivo principal de la Orden.

 La Orden apoya la libertad de expresión, de conciencia y de religión; defensa colectiva y medidas para erradicar la injusticia que amenazan la paz del mundo.

 La Orden entiende que la felicidad y la dignidad no sólo dependen del bienestar físico sino del equilibrio mental y espiritual que les permite obtener resultados positivos en su vida personal y familiar

 La Orden cree en políticas orientadas al ser humano que le permitan el acceso a la sanidad, la vivienda y desarrolle el derecho a la igualdad de oportunidades asi como a desarrollar los talentos naturales del ser humano.

 La Orden fomenta el patriotismo, expresado en el orgullo hacia nuestra bandera y la propia tierra. Defendemos la idea de la soberanía de cada nación, como reflejo de la soberanía y libertad del ser humano. Sostiene que ha de velar por la buena utilización de los recursos de la nación por encima de criterios supranacionales.

 La Orden define claramente que la educación es la responsabilidad más importante que tiene el gobierno de la nación y proveer de instrucción a nuestras futuras generaciones basada en valores. La única política educacional es la que permite al ser humano educarse, reflexionar y decidir. La Orden cree que los objetivos y espíritu de la misma desde un punto de vista histórico, espiritual e ideológico deben promoverse para recuperar nuestros valores culturales, morales y espirituales del mundo occidental.

Visto 0 veces Modificado por última vez en Lunes, 14 Diciembre 2020 13:43
Valora este artículo
(9 Votos)
Más en esta Categoría: Virtudes Templarias »

Déjanos Tu Comentario

1 Comentario

  • Enlace al Comentario
    Domingo, 20 Diciembre 2020 10:55
    Publicado por: Francisco Miguel

    Un gran acierto, la humanidad los está olvidando.

    Reportar