Desde su creación, la Orden, tenía entre sus objetivos el promover las virtudes cristianas, el engrandecimiento de la Orden y la liberación de Tierra Santa. En la actualidad esas dos vertientes de caballeros monjes y soldados se han concretado en una sola. Los actuales caballeros de la Orden ya no combaten con la espada sino con la palabra y el ejemplo.

 En la Orden, Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymitani (O.S.M.T.H. Magnum Magisterium) es tradicionalmente cristiana, caballeresca, cosmopolita, independiente y apolítica damos prioridad a la parte monástica y espiritual de la Orden, lo que damos en llamar el “Temple Interno” y dejamos de lado la parte folclórica de representaciones y escenificaciones templarias.

 Estamos legalmente constituidos como una organización sin ánimo de lucro y registrados en el Ministerio del Interior en donde están depositados nuestros Estatutos y nos regimos por los siguientes Actos Soberanos:

  •  Regla escrita por San Bernardode Claraval.
  •  Carta de Transmisión, emitida por el 24º Gran Maestre F. Juan-Marcos, el 13 de febrero de 1324 y suscrita por los Grandes Maestres sus sucesores.
  •  Estatutos Generales publicados por el Convento General reunido en Versalles, año 1705, los Estatutos de 1947 (Acta del 27 de diciembre de 1946)
  •  Decretos Magistrales debidamente compilados y refundidos en los correspondientes a 1990 (872-30) firmados y aprobados en fecha 13 de Octubre de 2008 por el 51º Gran Maestre Fernando Campelo Pinto Pereira de Sousa Fontes.

 En la actualidad la Orden está regida por el Excmo Sr Albino Neves como 52º Gran Maestre por nombramiento directo del 51º Gran Maestre D. Fernando Campelo Pinto Pereira de Sousa Fontes.

 Estamos constituidos dentro de España por encomiendas, casas y bailías (Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Galicia, Cataluña, Madrid, Navarra ) así como en nuestro país hermano de Costa Rica.

 

Soldados de Cristo

Soldados de Cristo

  •  La Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymtani Magnum Magisterium, se considera legítima descendiente directo e histórico de la antigua Orden del Temple fundada en 1118 por los nueve caballeros.

  •  La Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymtani Magnum Magisterium, NO es una sociedad esotérica, oculta o secreta y esta dirigida hacia todos los cristianos que profesan cualquiera de las denominaciones cristianas universalmente aceptadas. La forma mas importante de anexión reconocida y practicada por la Orden es sacramento del Bautismo.
     Los títulos otorgados por la Orden son parte de ceremonias públicas u oficios de adoración a los que asiste un sacerdote cristiano y se otorgan a los miembros para reconocer su compromiso en realizar el trabajo establecido en el Estatuto de la Orden.
     Los títulos y dignidades son otorgados por el cumplimiento de los postulados y su elevación a la noble caballería como servidores y guardianes de la fe cristiana, de los principios, el espíritu y los valores de los caballeros.

  •  La Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymtani ,Magnum Magisterium, en cierta medida ha perdido sus estrictas características monásticas de modo que los votos de pobreza y castidad has sido reemplazados por el firme compromiso de ejercer, afirmar y promover la caridad, vivir sin mancha de acuerdo con los convenios de nuestra buena tradición cristiana.

  •  El juramento que hacen los caballeros se refiere a la determinación de mantener la fe cristiana durante toda la vida, así como de fidelidad y devoción a Dios y a todos los miembros de la Orden.

  •  El juramento de silencio obliga a ser cauteloso y restringido sobre los asuntos internos de la Orden, y ahora es forma de disciplina practicada y aceptada en toda organización moderna.

  •  La espada se conserva por su valor simbólico, pero el arma moderna de la Orden es la palabra y el ejemplo. Los caballeros y damas de la Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymtani Magnum Magisterium, no están llamados a tomar medidas radicales contra otros seres humanos de diferentes religiones, sino que están comprometidos a aceptar la tolerancia y luchar con el corazón abierto y la conciencia pura para difundir nuestra fe cristiana con el ejemplo. Estos valores representan para un templario el camino y la verdad.

  •  Como buenos cristianos aceptamos los principios contenidos en los evangelios. La Ordo Supremus Militaris Templi Hierosolymtani Magnum Magisterium, está organizada como un escudo alrededor de la iglesia cristiana y hace su fiel contribución secular al trabajo de la Iglesia.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado